Causas

Las causas de las bolsas en los ojos pueden ser de diversos tipos, ya sean ambientales, de alimentación, provocadas por un mal descanso nocturno, por factores genéticos o bien por una predisposición de nuestro cuerpo a acumular tejido adiposo en nuestros párpados inferiores.

A continuación detallamos las causas más comunes de las bolsas debajo de los ojos:

1. Retención de líquidos

Una de las causas más comunes y que afectan a hombres y mujeres por igual son las producidas por una retención de líquidos. Estas bolsas son acuosas y los factores que pueden desencadenarlas son en su mayoría ambientales que podemos corregir como un descanso insuficiente o falta de horas de sueño adecuadas, un excesivo consumo de alcohol y/o tabaco, utilización de cremas faciales inadecuadas para nuestras necesidades, exceso de trabajo frente a una computadora, retención de líquidos por parte de nuestro cuerpo, problemas hormonales o alergias.

La retención de líquidos en nuestros ojos suele ser mayor nada más levantarnos en la mañana, puesto que la posición vertical a la hora de dormir favorece la situación. Además, al estar el ojo cerrado y el párpado sin actividad alguna favorece que despertemos al día siguiente con aquellas desagradables bolsas.

2. Alimentación inadecuada

Si no nos alimentamos de manera adecuada y no aportamos los nutrientes necesarios a nuestro cuerpo, podemos sufrir problemas de bolsas a los ojos. Por ejemplo, si no consumimos frutas y verduras seremos propensos a tener una mala circulación sanguínea y por tanto, las bolsas en los ojos aparecerán en nuestro rostro envejeciéndolo y dotándolo de estos elementos indeseados.

La sal

El consumo excesivo de sal a la hora de preparar los alimentos también es un factor que puede provocar que tengamos bolsas debajo de los ojos. La sal favorece la retención de líquidos y esto nos lleva al punto 1, que es una de las principales causas de la formación de bolsas en los ojos.

3. Horas de sueño insuficientes

Si no descansamos bien -por lo menos 7 horas de descanso y buen sueño- podemos agravar el problemas de la hinchazón en los párpados, de modo que estos se vuelven más grandes. Si bien, no dormir lo suficiente no es motivo de aparición de las bolsas en los ojos, sí que puede agravar el problema. Por tanto, hay que procurar dormir bien.

4. Factores hereditarios

Existen personas que tienen una predispocisión genética a desarrollar bolsas debajo de los ojos sin necesariamente sufrir algunos de los puntos que señalamos arriba. No obstante, la hinchazón en el párpado inferior puede mejorar o eliminarse por otras vías como cirugías -en concreto con bleferoplastia- o bien mejorando los hábitos alimentición y de sueño.

3 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>